myriampaul@gmail.com

jueves, 5 de enero de 2012

LOVE, THE BEST DISARMING TOOL


JOVEN CHINA. IMAGEN: WEB
“¡Qué trabajo tengo en la  Tao Chi Transworld, Dios mío! Estoy cansada y me muero de hambre. ¡Cuántas cosas han ocurrido últimamente! A cien metros de mi hangar se encuentra el avión espía estadounidense E-P3. No puedo creerlo. Colisionó hace siete semanas con uno de nuestros caza aviones,  el F-8, cuando éste -según la prensa- justamente salía al espacio internacional a interceptar un vuelo  de rutina de vigilancia electrónica. Tampoco puedo creer que esto haya ocurrido en las costas del sur de China, un sitio tan seguro”… piensa la chica de braga gris, mientras coloca su bandeja con el almuerzo sobre la mesa del comedor de la línea aérea. De pronto se sobresalta al escuchar que la llaman.

-Ingeniero Kiu Tan Pei, ingeniero Kiu Tan Pei, favor presentarse a la Sala de  Conferencias de Mantenimiento! - Una voz femenina y firme se deja oír por el altoparlante del comedor de los trabajadores de la línea aérea. Entonces, la joven se levanta rápidamente y se dirige al lugar donde es requerida su presencia.

“Vi por fotos a los veinticuatro tripulantes del E-P3, cuando nuestros diarios publicaron la noticia del desastre y del acto de espionaje norteamericano. ¡Malditos!  - piensa mientras se dirige a la Sala de Conferencias -. "No se qué estarían buscando en nuestras costas... Ahora está en plena disputa la responsabilidad del accidente donde murió justamente el piloto chino. ¡Y para colmo hay que desarmar el avión gringo para su devolución! Mi país los acusa y el de ellos los defiende. En el Pentágono las cosas deben estar color de hormiga, al igual que aquí. ¡Qué conflicto, Dios mío! Y el avión tiene que ser desarmado para su envío a los Estados Unidos. Imagino que para eso me solicitan en Mantenimiento. ¿Pero, por qué tengo que ser justamente yo quien coopere en el desarme de la nave? Por mí que se hubiera caído al mar el avión pereciendo también alguno de sus tripulantes. ¡Ojo por ojo y diente por diente!”, piensa mientras llega al sitio de trabajo. Allí la esperan cinco compañeros suyos y tres tripulantes del avión norteamericano.

IMAGEN: WEB
Efectivamente, el Jefe de Mantenimiento le ordena colaborar con ellos, pues el aparato debe ser devuelto -previamente desarmado y a la mayor brevedad posible- al gobierno norteamericano.
-En Estados Unidos opinan que  la nave está en muy mal estado y debe ser desarmado parcialmente- dijo el ingeniero estadounidense, James Almond, cuando llegado su turno informó a los asistentes a la reunión. Reinó un silencio embarazoso en la Sala de Conferencias, donde el equipo de trabajo planificaría el proyecto de desarme. A continuación, se inició el diagnóstico de la situación del avión.
“Tiene bonitos ojos ”, pensó la joven sin poder evitar espiarlo a ratos. "!Qué chica tan linda esta ingeniero", se dijo a su vez el técnico de Alabama.
-Mañana, a las siete a.m. daremos inicio a los trabajos y nos reuniremos en el hangar No. 25. Dijo el chino, jefe del departamento a los asistentes, luego de dos horas de intensa planificación. Buenas noches, hasta mañana.
-Buenas noches, contestó Kiu Tan Pen, viendo a James Almond, su contraparte. Una inclinación de cabeza fue la respuesta del  americano. Y al salir de la sala, la chica sintió que su mirada la seguía.
Luego de varios días de intenso trabajo, el avión fue desarmado. Los ingenieros trabajaron estrechamente por órdenes de sus respectivos países. En ocasiones la camaradería hizo olvidar el motivo del trabajo. La profesión y la juventud los acercaba, mientras un abismo político se interponía entre los miembros del equipo. Por su parte James y   Kiu Tan se contaron sus vidas, sus proyectos y sus esperanzas.
Luego de once días de disputas entre Estados Unidos y China sobre la responsabilidad del accidente, los veinticuatro tripulantes regresaron a los Estados Unidos. Esto, una vez embaladas cuidadosamente las piezas de la nave americana y enviadas a su lugar de origen, en medio de fuertes tensiones entre los países afectados.  Pero ni el ruido producido por el revuelo político internacional, ni el del avión que llevaba a los tripulantes del E-P3 de regreso a su tierra, pudieron disminuir la pacífica  y dulce fuerza con la que se espiaban dos almas integrantes de ambos grupos en conflicto - a su vez ya desarmadas desde el primer encuentro- por unas extrañas herramientas invisibles.

IMAGEN: WEB













Caracas, 27 de enero de 2001



Cuento basado en el artículo de prensa: Estados Unidos. Avión espía no puede dejar China debido a daños sufridos. Washington, EFE. Actualidad, 22 de mayo de 2001.

Datos personales

Mi foto

Nací un 28 de marzo en Caracas, Venezuela. Trabajé en la Industria Petrolera Venezolana e Internacional, incluyendo OPEP. Amo la Libertad, la Democracia y la Paz. Escribo cuentos: www.uncuentoentreamigos.blogspot.com